Cómo prepararse para coser

Ante todo, hay que tener presente que una máquina de coser esun instrumento muy caro e importante para los amantes de la costura, por eso es importante apoyarla sobre un plano resistente y estable. Generalmente es también un instrumento bastante pesado (es por eso que se creó la mini máquina de coser portátil) por lo tanto hay que prestar atención a dónde se la coloca. El primer paso es la inserción de la aguja. La aguja, para la máquina de coser, tiene un lado plano que permite insertarla del lado correcto. La aguja se fija en su lugar por medio del tornillo de acero, colocado a su lado. Se coloca entonces la bobina. La máquina de coser usa 2 hilos, uno en la parte alta y uno en aquella baja (el de la bobina). Una vez introducida, la bobina, se coloca en su compartimento para envolver el cable. Si no se sabe de qué modo hacerlo con la nueva máquina, se recomienda controlar el manual de instrucciones. Luego, una vez introducido el hilo inferior, se posiciona el superior.

El hilo debe llevarse desde el carrete hasta la aguja. Este paso no debe ser libre, el hilo debe atravesar una serie de guías para el hilo y tira hilos que lo guían hacia la aguja. Los hilos, entonces, deben salir y acercarse, serán éstos los que luego compondrán la puntada cuando se empezará a coser. ¡Ha llegado el momento de enchufar la máquina! Muchos modelos tienen un indicador led que se enciende para advertir al usuario que se ha enchufado a la corriente. Por lo general, el interruptor de la alimentación se encuentra del lado derecho. Ahora se conecta el pedal y se puede empezar a coser.

Los precios y las ofertas

En el mercado existen infinitos tipos de máquinas de coser, y por supuesto cada una de ellas tiene sus características y su precio diferente. También hay modelos muy económicos para uso doméstico, pero que ofrecen una duración limitada. Las casas que fabrican estos modelos son empresas «secundarias»” que no ofrecen ninguna garantía sobre la calidad de los componentes y que cuestan muy poco. Estas máquinas de coser no son confiables, sino que sirven solamente a quienes desean aprender. Es como comprar un coche usado a una persona que acaba de obtener la licencia de conducir: sirve para practicar, pero más tarde o más temprano deberá cambiarlo. Por lo general cuestan incluso menos de 100 euros y por lo tanto son accesibles.

Cuando se pasa a algo más «serio», hay que tener en cuenta una máquina semi profesional. Las mismas tienen la garantía de la marca, la certeza de durar por mucho más tiempo y, si se conservan con una manutención correcta, podrán acompañaros durante muchísimos años. Estos modelos cuestan a partir de 150 euros. Para los modelos profesionales, industriales y aquellos para auténticos profesionales del bordado, el precio aumenta todavía más. Tranquilamente por encima de los 500 euros. Tienen el respaldo de una marca importante, realizan puntadas con precisión y velocidad, no se atascan, pero también estas máquinas deberán cuidarse con la atención necesaria. Para coser, la máquina es un instrumento delicado, con mecanismos y engranajes articulados, por lo tanto es siempre necesario prestar la debida atención.

Por lo tanto, como se ha podido ver, el mundo de las máquinas de coser es bien amplio y variado, esperamos que nuestra guía os haya servido para daros una idea general sobre el tema. Para profundizar cualquier aspecto más técnico, en Shopty estamos a vuestra completa disposición, tanto por e-mail como por teléfono. Además, en la sección marcas, es posible encontrar la información más importante sobre los principales fabricantes de máquinas de coser. Será también posible encontrar qué tipo de máquina de coser es la más adecuada para vuestras exigencias y así poder tomar una decisión con total tranquilidad.

¿Cómo aprender a coser?


A menudo las personas tienden a descreer en sus capacidades, pensando que una actividad sea imposible de aprender, mientras que en cambio se trata de actividades que podrían aprenderse fácilmente. Coser con una maquina adecuada es una de ellas. ¿Cuántas veces te dirigiste a una sastrería o a una modista profesional para hacer un dobladillo o por un botón que no estaba bien cosido? Es más, muchas personas, en vez de remendar un calcetín casi nuevo, y que todavía se puede usar, o adaptar pantalones o faldas, prefieren comprar prendas nuevas. No se trata de utilizar siempre las mismas ropas, pero tirar cosas que todavía están como nuevas y que aún se pueden llevar ¡es una pena! Con esta guía sencilla nos gustaría hacerte comprender cuán simple es resolver ciertos «problemitas», en tu casa y con total tranquilidad. Lo primero que tendrás que conseguir es hilo, aguja, botones, alfileres y tijeras de costura.

Ante todo, especialmente si nunca antes has tocado hilo y aguja, toma confianza haciendo pruebas y experimentos sobre trozos de tela que ya no te sirvan. Para una costurera «agarrarle la mano» es fundamental. Cuanto más práctica te vuelves, en corte y costura, más te sentirás segura cuando tomes entre tus manos aguja e hilo. Comienza enhebrando el hilo elegido en el ojo de la aguja. Para hacerlo en el modo más rápido posible, puedes conseguir una aguja con un ojo más grande o humedecer el hilo con los labios, para que sea más fácil enhebrarlo. Una vez enhebrado, anuda bien una de las dos extremidades, incluso más de una vez, prestando atención a dejar una de las extremidades libres. Comenzando desde la parte del revés de la tela, introduce la aguja y desliza completamente el hilo, sin tirar en exceso. Ahora vuelve a repetir la operación, introduciendo el hilo en la tela y pasando de nuevo al revés.

¡Es cuestión de práctica! Procede así hasta obtener muchas líneas. Ahora podrás, por ejemplo, comenzar a pegar un botón. Cuando un botón cuelga y no está bien cosido, lo mejor es descoserlo completamente, quitar el hilo viejo excedente y comenzar desde cero. Coloca el botón en su posición y, siempre iniciando desde la parte del revés, introduce la aguja en uno de sus orificios. Si hay solamente dos agujeros es algo simple, desde abajo hacia arriba pasarás en un agujero, desde arriba hacia abajo pasarás a aquel a su lado. Si, en cambio, hay cuatro agujeros, es necesario formar una «X».

Por lo tanto, si pasas el hilo en el agujero en la parte alta a la izquierda, después debes pasar a aquel abajo a la derecha, luego a aquel arriba a la derecha y por último, a aquel abajo a la izquierda, y seguirás así hasta que estés satisfecha con el resultado. También coser agujeros en las medias o en las camisetas es algo muy simple. Ante todo da vuelta la prenda. Comienza desde un lado tratando de obtener muchas puntadas paralelas. Nunca superpongas las puntadas. No tengas miedo de equivocarte, cometer pequeños errores al comienzo es normal, recuerda «de los errores se aprende».

Coser a maquina: recomendaciones para aprender el arte de la costura

En esta guía te ofrezco una serie de sugerencias útiles para aprender mejor el arte antiguo de la costura. Adquiere una máquina de coser adecuada: a menos que no desees coser a mano toda la vida, deberás conseguir una máquina de coser. Si tu abuela o tu madre no te la han dejado como herencia, ha llegado el momento de conseguirla.

  1. Lee el manual de instrucciones: lo sé, es aburrido, sin dibujos de colores, y las letras son pequeñas, pero se trata de un paso necesario para profundizar el conocimiento de tu máquina. Si no eres capaz de manipular perfectamente tu equipo, no podrás coser bien.
  2. Busca ayuda en línea: exacto, así como has hecho en nuestro caso, en línea hay personas que dan ayuda y sugerencias, con experiencia que podrán darte una mano si estás en los comienzos. Busca información también sobre la limpieza y el mantenimiento de la máquina, ¡fundamental si deseas que dure tanto tiempo como la de la abuela!
  3. Consigue revistas o libros de costura: toas las mamás y abuelas del mundo, apasionadas de costura, tienen o han tenido en su casa un libro para coser en el cual inspirarse y de donde tomar ideas y modelos. Sin uno de ellos se inicia completamente en blanco, y es difícil aprender.
  4. Pide ayuda: si tienes dudas sobre el funcionamiento de tu nueva máquina de coser o sobre cómo comenzar, no hay nada mejor que pedir consejos a las personas cercanas que pueden darte sugerencias y guiarte en tus primeros pasos en el mundo de la costura.
  5. Suscríbete a un foro en línea: si no encuentras «consejeros», podría ser útil inscribirse en un foro de costura en línea. Antes la gente se reunía en la casa de las amigas, ahora las casas están en Internet, la conexión nos lleva por todo el mundo; ¡podemos pedir sugerencias incluso a gente lejana y que no conocemos!
  6. Puedes inscribirte a un curso de costura: ¿has pensado alguna vez que un coser podría ser tu pasión o incluso tu profesión? Si te interesa el mundo de la costura, inicia en un curso básico. Son fáciles de encontrar, basta elegir uno que se adapte a tu nivel. Elige el curso justo para ti, puesto que no son gratuitos y por lo tanto deberás prestar un buen grado de atención.
  7. Comienza con cosas simples: ¡para aprender a coser es necesaria la práctica no grandes talentos! Procede a pequeños pasos, haciendo práctica sobre cosas viejas o inútiles. No te decepciones ante la primera dificultad, continúa y verás que ¡más tarde o más temprano llegarán los resultados!
  8. Sigue tu instinto, a menudo en la Internet o en las revistas encontrarás guías hechas a medida, otras veces harán las cosas a su modo. Busca tu propio método y no sigas el de los demás. Cada uno de nosotros es diferente y no hacemos las cosas de la misma manera. Última sugerencia: ¡No tengas miedo! La máquina de coser es tu amiga :) Si aprendes a usarla podrá serte útil muchísimas veces. No pienses que será simple, pero tampoco imposible. No tengas miedo a equivocarte, no estás en el trabajo y nadie te juzgará, de hecho, cuando habrás aprendido, las personas te felicitarán.

Shopty ¡PARA TI, SOLO LAS MEJORES MÁQUINAS DE COSER AL MEJOR PRECIO!