Maquinas de coser

En este artículo os guiaremos paso a paso en el mundo de las msquinas de coser; por lo tanto, desde ahora en adelante, os será posible acortar pantalones, confeccionar una bufanda, coser cualquier prenda para vosotros, para vuestro hijo o marido, e incluso para vuestros amigos sin necesidad de ayuda alguna, en casa y sin ninguna dificultad. Obviamente adquiriendo la máquina de coser más adecuada según vuestras exigencias. Además de ofreceros información sobre las características técnicas, os ofreceremos una descripción completa de los productos en comercio principales.
Esta guía tiene como objetivo suministraros información y orientación, para permitiros elegir la mejor máquina, según el uso que penséis darle. Las máquinas modernas siguen recordando a aquellas antiguas en algunas de sus funciones, como el pedal, pero hoy en día son completamente automáticas y mucho más simples de utilizar. Para facilitar el trabajo de sastres y modistas, se introdujo un motor eléctrico en su interior. En la tabla presente en el párrafo siguiente, compararemos diferentes modelos, que resaltarán las características más importantes que se deben tener en cuenta cuando se toma una decisión.

Comparación de máquinas de coser:

La mejor maquinas de coser

Existen muchos modelos de maquinas de coser en el merca. Hay modelos que s diferencian por su estilo, algunos que se parecen a las máquinas de coser antiguas, otros que en cambio tienen un estilo moderno. En cuestión de diseño, las empresas fabricantes, no pudiendo modificar demasiado las funciones, se han concentrado en la creatividad estética y en otros aspectos. No nos es posible ofrecer una lista general que clasifique las mejores máquinas de coser, por lo tanto os presentamos una pequeña clasificación según nuestra experiencia:

Como se puede notar a partir de nuestra selección, la elección de una maquina de coser también depende de la casa fabricante. Algunas marcas son superiores a otras, no solamente por su calidad, sino también por su historia. Eso no significa que, obligatoriamente, se trate de las mejores, sino que sencillamente y según nuestra opinión, pueden ser la mejor elección también teniendo en cuenta el presupuesto del usuario.

Cómo elegir la maquinas de coser

Elegir una maquina no es sencillo, pero nuestras recomendaciones te darán una mano. La elección se debe realizar teniendo en cuenta algunos factores que van, desde la experiencia en la costura a nivel de uso, hasta la preferencia de una marca respecto a otra. De todos modos, uno de los factores principales es el precio. Excluyendo los modelos demasiado económicos o una máquina portátil de viaje, si nos orientamos hacia un buen modelo, el coste seguramente supera los 150 euros, mientras que las máquinas de coser profesionales tienen precios que van más allá de los 500 euros.
Otro factor a tener en cuenta para elegir la máquina más adecuada para cada uno es el tiempo de uso. Si pensáis utilizar la maquina de coser varias veces por semana o durante varias horas por día, sería útil orientarse hacia un modelo, por lo menos, semi profesional. Aquellas para uso doméstico, un poco más económicas, pueden ser adecuadas, en cambio, solamente a quienes las utilizan raramente, unas pocas veces por mes. Otro factor importante son las funciones y los accesorios. Incluso si aún no tenéis claro que uso se le dará en el futuro, es necesario asegurarse de que posea algunas funciones fundamentales, como los ojales semi automáticos, la posibilidad de ajustar las puntadas tanto en amplitud como en longitud, y la función para la puntada elástica.

Es muy importante en la elección de una máquina también el tipo de crochet. El crochet de tipo oscilante ofrece prestaciones de menor nivel así como una duración reducida en el tiempo, respecto al crochet rotativo. Todos los modelos de máquinas de coser industriales utilizan, de hecho, el crochet rotativo, para un uso continuado y exhaustivo. Existen algunos tipos oscilantes de buena fabricación, pero jamás podrás semejarse a los rotativos. Por último, pero no menos importante, es el espesor del material que se debe trabajar. Ya sea que se trate de materiales finos o más gruesos, hay dos cosas a tener en cuenta. En el primer caso el transportador no debe fruncir la tela ni ir demasiado rápido, en el segundo caso el transportador debe ser capaz e no resbalar, y para ello es necesario controlar que el pie sea ajustable en altura.

Partes que la componen

Una maquinas de coser está compuesta por varios elementos fundamentales. Puede parecer banal, pero el primero que se debe individuar, y que por lo general cambia según el modelo, es el botón de encendido. Normalmente es de color rojo para ser bien visible, aunque puede variar según la empresa fabricante. Luego sigue el «porta carrete». Generalmente colocado en la parte alta de la máquina, es de metal o de plástico y sirve para sostener el carrete de hilo. Otra parte importante de la máquina es la «guía del hilo», que lleva el hilo desde el carrete antes mencionado hasta la bobina. Por lo general es de metal y perpendicular a la aguja.
Además del porta carrete, también tenemos el dispositivo de bobinado del carrete. Trabaja junto al primer carrete, de hecho está colocado cerca para llevar el hilo a la bobina. Después encontramos los botones para el ajuste de la puntada. Según los modelos, obviamente cambia la posición, pero son botones fundamentales para variar la longitud y la dirección del punto. Otra parte importante es la palanca tira-hilos. Por lo general es de plástico o de metal, en práctica se hace pasar el hilo, que proviene del carrete, en el interior de esta palanca. Una máquina de coser, además, se compone de un selector de tensión, que como se intuye por el nombre, controla la tensión del hilo mientras se cose.

Junto a la aguja, además, debe haber un pequeño terminal a tornillo. Este tornillo sirve para tener quieta la aguja mientras se cose. Normalmente se encuentra a la derecha de la aguja y se aparece a un gran tornillo que sale de su interior. Debajo de la aguja se encuentra el pie prensatela. Se parece pequeños esquíes, y mantiene quieta a la tela mientras se cose. Dicho pie se levanta y se baja, por medio de una palanca que normalmente se encuentra en la parte posterior de la máquina, o por lo menos en la zona de la aguja. Debajo de la aguja y del pie, se encuentra la placa, normalmente de color plateado, muy fácil de individuar. En su interior, que sobresale levemente, se encuentra el transportador de la tela, una guía de metal que hace deslizar la tela mientras de cose. La última parte fundamental de la máquina de coser es el compartimento para la bobina y el complejo mecanismo de liberación. De nada sirve explicar su funcionamiento, ya que es bastante complejo, basta con saber que ¡sirve para que vuestra maquinas pueda coser!

Shopty ¡PARA TI, SOLO LAS MEJORES MÁQUINAS DE COSER AL MEJOR PRECIO!